World Soccer Strikers ’91 – Avance: reinventando el fútbol arcade

Pensaba que en los juegos de fútbol arcade estaba ya todo inventado. Jugadores corriendo como locos con una pelota imantada a sus pies. La única forma de perderla era a través de una entrada criminal del rival. Y de golpe, se presenta World Soccer Strikers ’91 con la no-imantación del balón por bandera, como seña de identidad.


¿Es eso posible? Ni FIFA ni PES han conseguido ese nivel de liberad y aparece un desarrollador pequeño y modesto con este concepto tan ideal como difícil de cuajar en un juego. Lo mejor de todo es que estos chicos de Bipolar Dawn lo han conseguido: no hay videojuego con una mayor libertad y complejidad de conducción del balón.

El balón, el gran protagonista

Partamos de la base jugable que nunca tendrás la pelota en tu posesión y control absoluto, da miedo pensarlo si vienes de machacar botones a cualquier juego de fútbol del mercado. Cada vez que te acerques al esférico, éste saldrá levemente despedido hacia delante según el ángulo desde el que hayas impactado con el monigote al balón. Sencillo pero tremendamente complejo de dominar.

Es más, te aseguro que puedes llegar a odiar este juego durante los primeros cinco minutos, pero seguramente lo ames cuando lleves una hora a los mandos. El jugador marca el tempo. Si no tocas el balón, consigues esa pausa. Si quieres mambo, es hora de empezar a correr detrás del balón eligiendo de forma inteligente cada toque en el momento justo para superar a los contrincantes.


Lo mismo sucede con los pases. Este apartado es más clásico: tienes un botón el cual te permitirá cursar el pase cuando lo pulses estando cerca del balón. Pero claro, la falta de imantación le la otra vuelta de tuerca a algo tan sencillo. No podrás hacer un pase de espaldas, deberás rodear al balón en busca de un ángulo real que posibilite realizarlo, aquí no existen las asistencias a lo Ronaldinho sin mirar.

Los chutes son manuales. Con esto quiero decir que debes apuntar a portería, y si no ajustas bien la dirección, no meterás un gol ni al arcoíris. Cuanto más tiempo mantienes pulsado el botón, con más fuerza saldrá el chut. Eso sí, esos segundos son oro, ya que los rivales irán a por ti para barrer el balón de una segada.


Es curioso, creo que jamás había jugado a un arcade con tantos apartados dignos de un simulador a pequeña escala. Chutes en manual, ritmo relativamente pasuado, balón libre, pases con una posición corporal adecuada… ¡Y cansancio! Eso sí, se ejecuta de forma temporal. Si haces una segada o realizas un “regate” pierdes mucha energía y tu ritmo decae durante unos segundos. Pasarás de ser Messi a convertirte en Busquets.

¿Al ataque o plantar el autobús?

World Soccer Strikers ’91 también tiene su apartado táctico. Hay diferentes tipos de alineaciones, más defensivas, equilibradas u ofensivas. Además, cada equipo tiene sus stats (S/A/B/C/D/F – de mayor a menor nivel), los cuales miden su nivel ofensivo, organización, defensa y físico. El puntazo es que puedes regular las deficiencias de tu equipo eligiendo un entrenador que realce esos puntos flojos. Por ejemplo, si tienes una F en organización, seleccionas al entrenador Pep (un guiño a Guardiola) el cual tiene una S, la mejor valoración posible.

No me gustaría acabar este pequeño avance sin elogiar su aspecto y música retro que te hace rebobinar a aquellos años gloriosos donde te dejabas las pesetas en las máquinas recreativas. Guarda un apartado gráfico simple pero efectivo, con diferentes estadios, balones, equipos, etc.

Pero no nos engañemos, estamos delante de un juego arcade y hay ocasiones que es puro caos de golpes, patadas y disparos. No hay saques de banda, faltas o fueras de juego. Esa es la gracia, ¿no? Lo mejor es que en las opciones de juego te permiten seleccionar un tipo de visualización llamada “Extra-large player markers” la cual te ayuda a ver claramente quiénes son los jugadores de tu equipo, algo que he echado mucho en falta en Alpaca Ball: Allstars. Estos detalles marcan la diferencia, chapeau.

World Soccer Strikers ’91 está en una fase avanzada de su lanzamiento en Early Access, pero quiero esperar a que le den esas últimas pinceladas antes de hacer una valoración final. Estoy más que sorprendido con esta pequeña joya que nos han regalado, un soplo de aire fresco en una habitación cerrada a cal y canto desde hace años.

0
Suscríbete
Notificarme
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios