Ruud Hesp, un penalti decisivo y la Copa del Rey

Quizás, inconscientemente, éste fue el momento por el cual me hago llamar Ruud Hesp por Internet.


Tenía 7 años y no recuerdo absolutamente nada de los 90 min reglamentarios de la final, tampoco puedo visualizar en mi mente cualquier otro lanzamiento de penalti. Solo recuerdo uno, el que paró Hespiderman a Xabi Eskurza. Es increíble la capacidad de nuestro cerebro para inmortalizar algunos recuerdos.

Más curioso es como, años más tarde, se repitió el mismo instante, pero con Pinto bajo palos. Mismos equipos, misma dirección de tiro, misma estirada del guardameta, idéntico. La única diferencia es que uno fue durante la tanda de penaltis en la final y, el otro, durante el partido de vuelta de la semifinal. Aunque si no llega a parar ese penalti, estábamos prácticamente eliminados.

Será que me hago mayor, pero el fútbol de antaño parecía más fútbol, donde no importaban tanto los colores de las botas, si no los colores que vestían y defendían.


Kupari

Soy Jose, aunque podéis llamarme Kupari. En la vida real soy administrativo, pero en Internet me monto mis películas. Llevo gafas para parecer más avispado. Podría resumir mi vida en cuatro apartados: currante sedentario, peregrino cojo, fotógrafo amateur y ex-gamer

También te podría gustar...

Suscríbete
Notificarme
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios