Disponible la demo de Alpaca Ball: Allstar – Primeras sensaciones

Salt Castle acaba de lanzar por sorpresa la demo de Alpaca Ball: Allstar exclusivamente en STEAM. Estará disponible por tiempo limitado, desde hoy hasta el próximo 13 de octubre.


No he podido esperar más y ya he jugado innumerables partidos. Antes de nada, voy a detallaros qué contenido ofrece esta demostración.

Nos encontramos con dos modos de juego. El modo “Trayectoria”, o como normalmente le llamamos, modo “Historia”. También nos permite jugar partidos sueltos, eligiendo el tiempo de juego y el modo de resolver un empate. Nos deja elegir entre dos balones, contra cuántos rivales vamos a enfrentarnos, tres modos de dificultad y si queremos activar o nos los potenciadores.

Como es de esperar, el modo Trayectoria nos deja los dientes bien largos, mostrándonos solo un cachito de todo lo que nos depara. Nos moveremos por todo un mapeado con aires sudamericanos en busca de nuevos partidos, muy similar al estilo del videojuego Overcooked. A base de ganar partidos, a cual más rocambolesco, seguiremos avanzando en la historia.

Por lo poco que sabemos en base a la demo, el protagonista deberá convertirse en un profesional de “alpacabol” si no quiere que unas aplacas engreídas y adineradas destrocen el núcleo vecinal y la casa de su madre. Se agradece que las charlas sean cortas y concisas, al final lo que estás deseando es jugar partidos a punta pala.

Podremos personalizar nuestra alpaca con varios atuendos y colores/estampados. Suponemos que en la demo está limitado a unas pocas variantes, tal y como os muestro en las imágenes.


También se agradece las claras diferencias entre estadios, de diferentes formas y dimensiones. La versión final contará con más de 10 campos.

Los controles son los que podéis ver en la imagen. No sé por qué, me esperaba que controlaríamos el cuello de la alpaca con el joystick derecho, pero no ha sido así. La verdad es que cuesta mucho dominar el lanzamiento, aunque en un juego tan alocado era de esperar.

Los dos tipos de lanzamiento, los “pateos”, se diferencian por la forma en al que gira la alpaca el cuello, una hacia la izquierda y la otra hacia la derecha. Exactamente no entiendo por qué indica “patear hacia atrás”.

Las físicas forman una parte importante de la jugabilidad. Incluso si varias alpacas golpean a la vez a una tercera, esta sale volando varios metros hacia el cielo. Es puro espectáculo, es un no parar de golpes, cuellazos, carreras hacia arriba y hacia abajo, etc.

Es gracioso cuando fallas un pateo y te golpeas contra un muro, quedando por unos segundos inconsciente.

Es sorprendente lo bien ajustada que está la CPU, la cual incluso tiene diferentes formas de juego. Están los equipos en los que todas las alpacas van siempre a por el balón, y en otros casos, hay una alpaca que se queda defendiendo y la otra atacando.


Si en el partido están activados los potenciadores, irán apareciendo aleatoriamente en las cabezas de las alpacas el poder especial otorgado. Hay de lo más variopintos, desde conseguir un cuello bastante más largo, ser una alpaca que ni el mismísimo Hulk podría vencer o hacer uso de telequinesis en tu próximo disparo.

Repito, es una auténtica locura, cuesta mucho mantener mínimamente el control del partido, es una fiesta constante de goles.

A falta de poder jugar online y el modo historia al completo, no me ha podido dejar mejores sensaciones. Es divertido a rabiar, el juego de ¿fútbol? más frenético y desenfadado del mercado con diferencia. Todo apunta a que será el rey de las fiestas de amigos o cuando tengas unos pocos minutos para jugar un partidillo rápido.

0
Suscríbete
Notificarme
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios