Cofete: 14 kilómetros de playa salvaje

Hay lugares que se nos quedan grabados en la retina. Uno de ellos fue la playa de Kupari, lugar que dio nombre a este blog. En mi viaje a Fuerteventura, la playa de Cofete quedará inmortalizada en mi memoria.


Para estar en una isla, el viaje fue extremadamente largo. Estábamos hospedados en Corralejo, justo en el lado opuesto de donde se encuentra Cofete. Tras hora y media de coche, llegamos a Morro Jable. Tras un baño en sus aireadas costas, comimos y pusimos rumbo a nuestro destino final, la playa de Cofete.

¿Se puede ir en un turismo convencional?

Respuesta corta: sí. Eso sí, con muchos “peros”. Nosotros fuimos con un Seat Ibiza de hace unos cuantos años sin problema. El camino es pedregoso y en algunos puntos puede llegar a ser un desafío para un conductor novel. Si llevas varios años conduciendo y no le tienes miedo a las alturas, no te resultará ningún problema.

Es aconsejable no superar los 30 km/h si vais con un turismo. Cuanto más cuidado llevéis, menos sufrirán las ruedas. Recordad, si pincháis en medio de ese camino, el seguro no cubrirá la grúa al ser una carretera no asfaltada. Si alquiláis un 4×4 el viaje será más ameno, rápido y cómodo.

A medio camino podréis disfrutar de las vistas en un fantástico mirador. Andad con cuidado, tal y como podéis apreciar en la foto, el viento es realmente virulento. Te cala de una forma increíble en los huesos, nunca había tenido tal sensación. 😮


Tras superar los 20 kilómetros de carretera sin pavimentar y saludar a unas cabras la mar de graciosas por el camino, llegamos a una explanada donde aparcar. Atención, no dejéis el coche en cualquier otro lugar, podrían hundirse las ruedas en la arena.

Lo único que encontraréis en este lugar recóndito es un singular cementerio a pie de playa. Así que llevaros agua y por favor, guardad todos los desechos para no ensuciar este maravilloso paisaje.

Camina, siente y disfruta

Es una playa muy poco transitada dado su largo camino para llegar a ella y por su enorme extensión. Nos sentíamos prácticamente solos entre la fuerza del mar y las enormes montañas que nos cubrían las espaldas.

Tenéis 14 kilómetros de arena fina en los que gozaréis cada uno de los pasos que hagáis. La playa de Cofete es un lugar para desconectar, caminar hasta que tus pies digan basta y dejarte llevar por sus impresionantes vistas. Como en casi todas las playas de Fuerteventura, podéis realizar nudismo y sentir la brisa sobre tu piel.

Una última recomendación: si os bañáis, que sea en la orilla. El mar de Cofete es bravo y lleno de remolinos, puede llegar a ser peligroso.


La misteriosa casa Winter

Si esta enorme playa se os queda pequeña, podéis visitar la casa Winter. Se construyó en los años cuarenta y está repleta de misteriosas leyendas.

Algunos afirman que era un refugio nazi, otros aseguran que hay túneles por los que pasaban en su día submarinos alemanes. ¡Incluso hay mitos de que esta mansión sería el retiro de Adolf Hitler y Eva Braun!

Si visitas Fuerteventura, no dudes en adentrarte en Cofete. Vigila con el coche y, por favor, mantengamos limpio y virgen este hermoso lugar entre todos.

0
Suscríbete
Notificarme
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios