Camino de Santiago – 5 consejos que nadie te contará

En esta entrada no os vais a encontrar con las típicas recomendaciones. Es más, mi intención es explicaros en base a mi relativa experiencia cosas que a mi me hubiese gustado saber o que me dijesen. ¡Vamos allá!


1. Usa zapatillas deportivas

¡No lleves botas! Cada calzado tiene sus ventajas, pero la comodidad y reducción de impacto que tendrás con unas bambas o zapatillas para correr no te lo ofrecerá unas botas. He visto demasiada gente abandonando sus botas a medio camino por su dureza, la cuales te acaban fatigando los pies a los pocos días.

Eso sí, con las deportivas deberás vigilar más sobre superficies mojadas y posibles torceduras.


2. Compañías

Si decides iniciar esta gran aventura en compañía, os recomiendo que seáis el menor número posible. Cuanta más gente, mayor división de opiniones y posibles problemas. Además, cada persona tiene diferente ritmo y os deberéis adaptar todos a un mismo compás. Hemos visto a muchos amigos enfadados o desperdigados a medio camino por estos motivos.

En el camino conocerás a grandes personas, pero que éstas no modifiquen tus horarios y planes o puede llegar a ser algo frustrante. Si no podéis coincidir, siempre os podéis intercambiar teléfonos o veros en el punto de destino. ¡No te ates a nadie!

3. Estiramientos


Hay gente que cree que no es necesario… ¡Total, solo voy a caminar unas horitas! ¡Ja!

¡Es algo básico amigos! Estirad antes de empezar, al hacer algún descanso y, sobre todo, al finalizar la etapa. Os ayudará a recuperar antes vuestra forma física, evitaréis lesiones y agujetas. Vuestro cuerpo lo agradecerá cuando llevéis varios días de camino.

4. Planificación a largo plazo

Está claro que debes partir con un objetivo y una planificación diaria, pero hasta cierto punto.

No reserves los albergues con más de un día o dos de antelación, no cojas un billete de vuelta cuando aún te queden muchas etapas por realizar. Nunca sabes si algún día vas a tener que hacer menos kilómetros por una lesión inesperada o fruto del cansancio.

Conocimos una pareja que lo iniciaron con todo absolutamente reservado. ¿Qué pasó? Él se hizo daño a los pocos días e iba haciendo el camino en taxi para no dejar atrás a su chica y porque no podía perder ni un solo día ya que lo tenían todo pagado.

5. Cero tonterías

Hay que cuidar el cuerpo las 24 horas del día. Ni se te ocurra hacer una pequeña bajada corriendo con la mochila golpeando tu espalda, olvídate de hacer un salto para una foto que quedaría genial en Instagram.

Cada pequeña tontería que hagas estará castigando tu cuerpo y alejándote de la meta. Sé inteligente y cuídate si no quieres acabar como yo en esta foto, totalmente roto.

Espero que os haya sido de ayuda. Si tenéis cualquier pregunta, no dudes en dejarla en los comentarios. ¡Buen camino!

0
Suscríbete
Notificarme
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios