Análisis Rocket League

Analizamos uno de los juegazos que han cambiado la forma de entender el fútbol. Rocket League llegó el verano del 2015 sin hacer mucho ruido, pero a día de hoy, es un referente en los eSports y seguramente el arcade futbolístico por excelencia.


Un campo de fútbol, dos equipos en los que cada jugador controla un coche semi-volador y una misión en común: marcar más goles que el rival antes de que finalice la cuenta atrás.

El pasado 23 de septiembre Rocket League pasó a ser gratuito para todos. Lo mejor de todo es que este juego no es un “pay to win”, es un “free to play” como la copa de un pino.

Jugabilidad

Rocket League es de los juegos con la curva de aprendizaje más bestia que puedas encontrarte. Es muy fácil de jugar, pero difícil de dominar. Puedes moverte con el joystick, acelerar, frenar, derrapar saltar, hacer uso del turbo y mover o cambiar el estilo de la cámara. También dispones de un chat para comunicarte con tus compañeros de equipo o vacilar al rival.

Durante gran parte del tiempo el balón estará volando de un lado a otro del terreno de juego, el cual está delimitado por unas paredes semitransparentes por las que podremos escalar con nuestro coche y saltar en cualquier momento en busca del esférico. En este punto nos encontramos el 80% de la dificultad, conseguir el timing perfecto para alcanzar el balón y golpearlo en la dirección que deseas.


Atención, porque no todo es brincar hacia un lado u otro. Por el campo os encontraréis unos recargadores de nitro. Con estos, tras realizar el salto, podéis planear por el aire para chutar el balón desde cualquier lugar del espacio aéreo del estadio. Estas mismas reglas se aplican para jugar en defensa, o bajo palos. Deberás volar para interceptar disparos del rival.

El juego también permite entorpecer a los rivales golpeándolos o haciéndolos explotar si cargas contra ellos usando el turbo durante varios segundos. Puede parecer muy caótico, y en parte lo es. Imagínate estar conduciendo tu coche intentando guiar una pelota gigante… los partidos de 4vs4 en un gran número de ocasiones son un despropósito.

Otro punto a dominar son las cámaras. Hay dos: libre o con el balón siempre de referencia en el centro de la pantalla. Un día de estos os hablaré de cómo configurarla, aunque si quieres ser un digno contrincante, deberás tener por defecto la cámara libre e ir intercalando con la cámara de el balón. Date tiempo, haz los tutoriales e intenta aprender de los rivales top con los que te enfrentarás.

Lo grande de la jugabilidad de Rocket League es la justicia que imparte. No hay stats, no puedes comprar mejoras para ser superior a tu rival. Lo único que marca la diferencia es la habilidad de cada jugador. Tácticamente no estamos delante de un FIFA o PES, pero debes estudiar con rapidez cuándo debes defender o acompañar en ataque a tus compañeros.

Gráficos y sonido

Nos encontramos en un mundo futurista indeterminado. Hay numerosos campos y terrenos de juego, cada uno con una ambientación. Desde un estadio que podría ser el del Barça en el año 3000, en una cúpula bajo el mar o hasta en el mismo yermo.

Los coches, bien detallados, son los que juegan la gran baza de los micropagos. Podrás personalizarlos con gorros, banderas, chasis, colores, efectos de turbo, explosiones de goles, etc… algunos de estos kits son gratuitos, pero la inmensa mayoría (y los más resultones) te harán pasar por caja. Por otra parte, la música electrónica y los efectos sonoros te meten de lleno en la acción.

Sin ser un portento gráfico, el resultado en conjunto es sólido y notable. Lo único que me escama son los minúsculos menús. Cuando juego con mi Nintendo Switch portátil es realmente una odisea leer algunos textos.

Recordad, no hay ningún añadido de pago que te permita mejorar los atributos del coche. Si te importa bien poco la apariencia de tu coche volador, vas a disfrutar de la totalidad del juego sin invertir ni un solo euro.

Modos de juego

Como es de esperar, el peso de los modos de juego recaen en las partidas online. Podemos jugar partidos informales, competitivos, con equipos entre uno y cuatro jugadores. También hay una variantes muy divertidas en las que jugamos partidos de baloncesto, hokey o con power ups.

También no se olvida de los jugadores offline, donde podrán disputar partidos sueltos o una temporada contra la CPU. Incluye un modo entreno dividido en tres dificultades donde podrás practicar centenares de horas hasta dominar los controles como un auténtico jugón.

Valoración
Videojuegos
 
9.3
Rocket League
Estamos ante “EL JUEGO”. No se puede echar en cara prácticamente nada. Gráficamente atractivo y con una jugabilidad sencilla, desafiante y justa. No se puede pedir más a un juego gratuito.

Su sistema multiplataforma es todo un acierto, en el que podrás jugar tanto en tu consola de sobremesa, pc o tirado a la bartola si dispones de una Nintendo Switch. Si te gustan los coches y el fútbol, no dudes ni un segundo en descargarlo.
Jugabilidad : 10
Modos de juego : 9
Gráficos : 9
Sonido : 9
Diversión : 10
Duración : 9
Pros
  • + Su sistema jugable, premia al más habilidoso
  • + Diferentes modos de juego online y offline
  • + Gratuito
Contras
  • - La lentitud (si no pagas) para conseguir nuevos skins para el coche
Videojuegos
 
9.3
Rocket League
Estamos ante “EL JUEGO”. No se puede echar en cara prácticamente nada. Gráficamente atractivo y con una jugabilidad sencilla, desafiante y justa. No se puede pedir más a un juego gratuito.

Su sistema multiplataforma es todo un acierto, en el que podrás jugar tanto en tu consola de sobremesa, pc o tirado a la bartola si dispones de una Nintendo Switch. Si te gustan los coches y el fútbol, no dudes ni un segundo en descargarlo.

Jugabilidad : 10
Modos de juego : 9
Gráficos : 9
Sonido : 9
Diversión : 10
Duración : 9

Pros
  • + Su sistema jugable, premia al más habilidoso
  • + Diferentes modos de juego online y offline
  • + Gratuito
Contras
  • - La lentitud (si no pagas) para conseguir nuevos skins para el coche

Kupari

Soy Jose, aunque podéis llamarme Kupari. En la vida real soy administrativo, pero en Internet me monto mis películas. Llevo gafas para parecer más avispado. Podría resumir mi vida en cuatro apartados: currante sedentario, peregrino cojo, fotógrafo amateur y ex-gamer

También te podría gustar...

Suscríbete
Notificarme
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios